Vacunación contra el VPH siendo adulto

La vacunación es una herramienta fundamental en la prevención del VPH. Las vacunas disponibles son altamente efectivas y se administran en varias dosis, generalmente en la adolescencia.

¿Es beneficioso vacunarse siendo adulto?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacunación hasta los 26 años si no se vacunaron previamente.

La vacunación en personas a partir de 27 años puede ser considerada basada en una discusión con el médico sobre los beneficios y riesgos.

  • Si una persona ya ha estado expuesta a algunos tipos de VPH, la vacuna no eliminará la infección existente, pero puede proteger contra otros tipos a los que no se ha expuesto.
  • La vacuna puede proteger contra nuevas infecciones por los tipos de VPH que no se hayan contraído aún.

Tipos de vacunas

Gardasil 9 (9-valente):

Esta vacuna protege contra los tipos 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58 del VPH.

  • Prevención del cáncer de cuello uterino: efectividad del 97% en la prevención del cáncer de cuello uterino causado por los tipos 16 y 18 del VPH.
  • Prevención de las verrugas genitales: La efectividad sobre las verrugas genitales causadas por los tipos 6 y 11 es del 90%.

Cervarix (bivalente):

Esta vacuna protege contra los tipos 16 y 18 del VPH, que están asociados principalmente con el cáncer de cuello uterino.

  • Prevención del cáncer de cuello uterino: Cervarix ha demostrado una efectividad del 93% en la prevención del cáncer de cuello uterino causado por los tipos 16 y 18.

  • Adolescentes y adultos jóvenes: La vacunación es más efectiva cuando se administra antes de la exposición al virus, por lo que se recomienda para adolescentes y adultos jóvenes.
  • Dosis múltiples: La mayoría de las vacunas requieren dos o tres dosis, administradas en un período de tiempo específico.
  • Beneficios en adultos jóvenes: Aunque la vacuna es más efectiva antes de la actividad sexual, aún puede brindar beneficios a aquellos que han tenido relaciones sexuales.

La combinación de prácticas seguras y vacunación puede ser una estrategia efectiva para reducir el riesgo de infección por VPH y las consecuencias asociadas, como el cáncer cervical. Como siempre, se recomienda consultar con un profesional de la salud para obtener orientación personalizada sobre la prevención del VPH.

¿Dónde me puedo vacunar de VPH?

Si eres adulto y no estás incluido en el programa de vacunación gratuito del VPH, aún puedes vacunarte en diversos lugares. Aquí te explico cómo puedes hacerlo:

  • Centros de Salud Pública: Puedes acudir a tu centro de salud o consultorio médico local para informarte sobre la disponibilidad de la vacuna del VPH y recibir orientación sobre cómo proceder. El personal médico puede proporcionarte una receta para comprar la vacuna en una farmacia.
  • Clínicas Privadas y Hospitales: Muchos centros de salud privados y hospitales ofrecen la vacunación contra el VPH. Puedes concertar una cita para discutir tus opciones y recibir la vacuna.
  • Farmacias: Con una receta médica, puedes comprar la vacuna en una farmacia. Luego, puedes volver a tu centro de salud o clínica privada para que te administren la vacuna.
  • Centros de Planificación Familiar y Servicios de Salud Sexual y Reproductiva: Estos centros a menudo ofrecen vacunas contra el VPH y otros servicios relacionados con la salud sexual.

Coste de la Vacuna:

El coste de la vacuna del VPH puede variar, pero generalmente oscila entre 120 y 150 euros por dosis. El esquema completo de vacunación normalmente requiere tres dosis.

Ministerio de Sanidad: El sitio web del Ministerio de Sanidad de España ofrece información actualizada sobre la vacunación y centros de salud disponibles.

Asociación Española de Ginecología y Obstetricia y la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) pueden ofrecer recursos y orientación.

Efectos secundarios de la vacunas

Las vacunas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), como Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix, son generalmente seguras y efectivas para prevenir infecciones por ciertos tipos de VPH. Sin embargo, como con todas las vacunas, pueden ocurrir efectos secundarios. La mayoría de estos efectos son leves y temporales.

Dolor en el lugar de la inyección: Es el efecto secundario más común, y puede estar acompañado de enrojecimiento o hinchazón.

Fiebre: Una fiebre leve puede ocurrir después de la vacunación.

Dolor de cabeza: Algunos individuos pueden experimentar dolores de cabeza después de la inyección.

Fatiga: Sensación de cansancio o debilidad.

Náuseas: Algunas personas pueden sentir náuseas temporalmente.

Dolor muscular o articular: Dolor en los músculos o articulaciones.

Efectos secundarios menos comunes:

Mareos o desmayos: En raros casos, algunas personas, especialmente adolescentes, pueden desmayarse después de recibir la vacuna. Se recomienda que las personas se sienten o se recuesten durante unos 15 minutos después de la vacunación para prevenir desmayos.

Hinchazón de los ganglios linfáticos: Puede ocurrir en raras ocasiones.

Reacciones alérgicas:

Son extremadamente raras pero pueden ocurrir. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, hinchazón de la cara y garganta, y una erupción cutánea severa. Estas reacciones generalmente ocurren poco después de la vacunación, por lo que los profesionales de la salud monitorean a las personas durante unos minutos después de la inyección para manejar cualquier reacción inmediata.

Consideraciones importantes:
  • Personas con alergias severas: Aquellos con alergias severas a cualquiera de los componentes de la vacuna no deben recibirla.
  • Embarazo: No se recomienda administrar la vacuna a mujeres embarazadas, aunque estudios han mostrado que no hay un riesgo significativo. Las mujeres que están embarazadas o creen que podrían estarlo deben informar a su médico antes de recibir la vacuna.

Beneficios de la vacunación

  • Las vacunas contra el VPH son altamente efectivas para prevenir infecciones por los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres cervicales, anales, y otros cánceres relacionados con el VPH, así como las verrugas genitales.
  • La prevención de infecciones por VPH contribuye a reducir significativamente la incidencia de estos cánceres y enfermedades.

Aunque las vacunas contra el VPH pueden tener efectos secundarios, estos suelen ser leves y temporales. Los beneficios de la vacunación en términos de prevención de cánceres y otras enfermedades relacionadas con el VPH superan con creces los riesgos de efectos secundarios. Es importante discutir cualquier preocupación con un profesional de la salud para tomar una decisión informada sobre la vacunación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tiktok
Scroll al inicio